Napster takes a nap

Napster takes a nap

25/11/2016

Desde el inicio del internet la transferencia de archivos se convirtió en un tema primordial. Con el avance del internet, el tamaño de los archivos paso de ser de algunos bytes a varios miles. Aunque en un principio la necesidad de mandar archivos pesados era nula, las imágenes fueron de los primeros archivos en romper la barrera del megabyte.

El problema real en cuanto a la transferencia de archivos fue que se convirtió en algo muy costoso, por lo menos hasta que apareció el sistema de transferencia de archivos peer-to-peer (P2P). El sistema P2P tiene la ventaja de que mientras más personas tengan el archivo, más rápido es su transferencia. Esto hace que después de un tiempo las descargas se hacen increíblemente rápido.

Este sistema lo aprovecharon varias empresas como Limewire, Emule y Napster, entre otras. Estos programas hacían de la descarga de música, un tipo de archivo sumamente pesado, algo realmente fácil y muy pronto se volvieron inmensamente populares. A principios de los años 2000, las descargas de música eran tan altas que las compañías disqueras estaban empezando a molestarse con los servicios de distribución digital como Napster. El problema era que estas empresas no ganaban dinero con la distribución de la música, y las personas que la distribuían la distribuían de una forma en la que era como si alguien te prestaba su disco o casete. Esto sin embargo no evito que las compañías disqueras empezaran una guerra contra este tipo de distribución de música. 

Era difícil culpar a un programa por el uso que la gente le da, sin embargo, hubo varias demandas contra Napster por la circulación de contenido que todavía no se había lanzado. El caso de la banda de Thrash Metal Metallica fue uno muy sonado. El reclamo era justificado, no solo la gente estaba escuchando material todavía no lanzado al aire, sino que incluso lo reproducían en la radio por culpa del archivo en la web. A esto le siguieron demandas por parte del rappero Dr. Dre y de la cantante pop Madonna por razones parecidas. 

Napster probablemente hubiera sobrevivido mucho más de no ser porque las cortes no estaban apelando a su favor. Este era un problema que sufrieron y sufren todas las empresas de distribución de archivos P2P, pero la demanda que gano A&M Records contra Napster fue la primera de este tipo en la cual se mencionaban violaciones a derechos de autor. Estos casos solo provocaban que el uso de Napster se incrementara por lo que las disqueras tomaron acción para cerrar la empresa.

En mayo de 2001 la Recording Industry Asosiation of America ganó el caso que inició desde diciembre de 1999 y esto obligaba a Napster a cesar cualquier acto de violación de derecho de autor, haciendo efectivo el cese de operaciones. Napster tuvo que pagar una indemnización a las compañías disqueras y tuvo que convertir su servicio a uno de paga lo cual los dejo en la bancarrota porque sus usuarios dejaron de usarlo. 
El sistema de transferencia de archivos P2P lejos de desaparecer se mantiene vivo por medio de los Turrents y otras plataformas de las cuales se habla mucho ya que también son perseguidas a nivel mundial por infringir derechos de autor. Ejemplos de esto son miles, sin embargo, el más sonado actualmente es The Pirate Bay.

¿TIENES UN PROYECTO EN MENTE? CUÉNTANOS