El boom tecnológico y la reinvención de las empresas

El boom tecnológico y la reinvención de las empresas

22/12/2016

La tecnología es un aspecto peculiar del hombre. El ingenio humano lo ha llevado a constantemente generar tecnologías que le han hecho la vida más fácil. Si uno ve el tiempo que pasó desde el descubrimiento del fuego al descubrimiento del arco, uno ve que fueron miles de años. Del arco a la rueda fueron cientos. Si uno sigue esta analogía y la extrapola al siglo XX, uno nota que las invenciones se dieron cada año o menos. Esto arroja un crecimiento exponencial de la tecnología. 

El párrafo anterior es relevante porque esto va directamente relacionado a el mundo empresarial. En el mundo actual es responsabilidad de cada empresa notar el momento en que es necesario reinventarse. Las empresas que han tenido éxito y que ahora son multinacionales, en un gran número de casos, empezaron haciendo cosas totalmente distintas. Nadie creería actualmente que Nokia, el emporio de celulares, empezó como una fábrica de papel; Nintendo hacia cartas antes de hacer videojuegos. Ambas empresas tienen más de 100 años actualmente. Otras empresas llevan más de cien años haciendo lo mismo y no han desaparecido, Beretta lleva haciendo armas de fuego desde el siglo XVI.

El común denominador de estas empresas es que aun si cambian radicalmente de negocio o si hacen lo mismo desde hace siglos, la tecnología ha crecido en paralelo a ellas. Los juegos de Nintendo cada vez son más revolucionarios. Los celulares Nokia mejoraron bastante desde 1993 con el celular indestructible y las armas de fuego de Beretta han cambiado considerablemente desde los arcabuces de los venecianos hasta las semiautomáticas de los soldados americanos. Siempre innovando aun si es necesario cambiar el giro de la empresa.

El lado no amable de la historia es que todas estas empresas y todas las empresas del mundo alcanzan un clímax. Este clímax tiene muchas formas, pero se necesita tener mucha visión para poder ver el horizonte tras la cordillera, y en muchos casos hay empresas que no logran apreciar el momento de reinvención y caen estrepitosamente.

Durante todo el siglo XX la fotografía fue dominada por Kodac y, sin embargo, el clímax de Kodac llegó con la invención de la fotografía digital. Para el momento en el que en Kodac se dieron cuenta de que ya casi nadie seguía usando rollos de fotografía, Canon, Sony, Nikon y otras ya competían por ver quien tenía la cámara de más pixeles.

Durante toda la post-guerra, los automóviles americanos dominaban el mercado con automóviles gigantes que consumían mucha gasolina. Llegó el siglo XXI y los automóviles europeos llegaron con sus motores más eficientes, de menor consumo y más compactos y el resultado fue que de las tres grandes automotrices - que eran Chrysler, General Motors Y Ford - sólo queda Ford. La única empresa que pasó todos los noventa experimentando con automóviles eficientes y compactos, fue la que en la crisis económica del 2008 logró mantenerse en pie.

Coloquialmente se dice que se durmieron en sus laureles, pero es fácil ver a otras empresas fallar y creer que a la de uno no le llegara ese momento, sin embargo, a todas les llega tarde o temprano y empresas que uno no se imaginaba que algún día desaparecieran, ahora son un recuerdo de una época tecnológicamente menos avanzada.

¿TIENES UN PROYECTO EN MENTE? CUÉNTANOS