No fue lo esperado (Fallas en productos recién lanzados)

No fue lo esperado (Fallas en productos recién lanzados)

19/01/2017

El anuncio del lanzamiento de un nuevo producto de software, hardware o de otras industrias como automóviles, generalmente hace mucho revuelo. Muchas personas tienden a omitir el hecho de que, para el momento en el que un producto es lanzado al mercado, éste lleva meses (si no es que años) en desarrollo. Ejemplos sobran de empresas que lanzaron un producto sin que fuera tan popular como esperaban. Estos casos normalmente son un fuerte golpe económico para las empresas, pero considerando que la mayoría de las empresas grandes están preparadas para que, de varios intentos muchos sean un fracaso, el que logra ser un éxito normalmente las mantienen en lo alto.

El verdadero problema es cuando un producto si se vende con éxito y algún defecto no previsto sale a la luz, esto puede ser una crisis para las empresas. En el mejor de los casos esto simplemente es una falla de sistema y las empresas hacen los cambios necesarios sin costo. Un caso muy sonado fue el llamado “Aro Rojo de la Muerte” del Xbox 360 de Microsoft, que en términos generales indicaba Falla General de Hardware. Microsoft alegó que estas fallas entraban dentro del porcentaje normal entre 3% y 5%, sin embargo, se desconoce el alcance real de la falla. Microsoft aumentó la garantía a 3 años para cualquier consola experimentando este problema.

Microsoft, nuevamente, fue muy criticada por el lanzamiento del Windows Vista. Probablemente no era el terror que la gente decía, y en muchos caso lo malo fue que el Windows XP, su predecesor, fue un excelente sistema operativo. Las razones para el disgusto con el Vista fueron diversas, pero el consenso general fue que Windows se precipito a lanzar el sistema aún con las advertencias de sus ingenieros de que todavía estaba incompleto. El resultado fue notablemente desfavorecedor para Windows.

Toyota la tuvo peor con la noticia de que los frenos del Prius no funcionaban, poniendo en riesgo a los dueños. El retiro de 340,000 unidades del servicio fue una de las peores decepciones para la industria de automotores japonesa. Aunado a esto se retiraron otros miles de autos por otras fallas incluyendo la bolsa de aire y el flujo de gasolina.

Finalmente es pertinente mencionar el más famoso de los incidentes de este tipo en 2016: El caso de los Samsung Galaxy Note 7 explosivos llegó al extremo de prohibir subirlos a aviones. El impacto en la marca se prevé sea importante, y Samsung fue fuertemente criticado por la lenta reacción al incidente.

Este tipo de fallas son terribles para empresas, en especial cuando hay personas afectadas por esto. Ciertas industrias no se pueden dar el lujo de que alguna de sus unidades falle. Si un software falla, normalmente genera el enojo de las personas, pero si un medio de transporte falla, hablamos de fatalidades. 

¿TIENES UN PROYECTO EN MENTE? CUÉNTANOS