Problemas complicados, respuestas sencillas

Problemas complicados, respuestas sencillas

21/03/2017

Operar una fábrica puede llegar a sonar laborioso y complicado, teniendo en cuenta que la operación no es lo único que tiene un rol en la fábrica. La operación necesita de muchas cosas para funcionar; personal, maquinaría, materiales herramentales, estaciones de trabajo, protocolos de acción, protocolos de seguridad, calendario de mantenimientos, servicios, bodega, inventarios tanto de materia prima como producto terminado e intermedios, comunicación interna, comunicación con proveedores, comunicación con clientes, y podríamos seguir sin siquiera entrar en detalle con la producción de a qué se dedica la fábrica y que es lo que produce.

Poder tener seguimiento en de todos estos detalles sin perder el control de la producción puede sonar a una tarea extremadamente difícil para una sola persona o un equipo grande de personas. Para evitar hacer más complicada la operación de lo que en realidad debería de ser existen una infinidad de empresas y sistemas dedicadas a controlar el proceso de producción, ejemplos populares de esto son SAP y Oracle.

Dependiendo de la complejidad y el tamaño de fabricación estas dos empresas podrían ser la respuesta indicada para este control, sin embargo, no todas las industrias tienen plantas de producción del tamaño de Coca Cola o Unilever. Para estas empresas existen otro tipo de soluciones que muchas veces pueden llegar a ser más simples de lo que en realidad parece al observar el problema, como se describió al principio de este artículo.

En más de una ocasión Arcus se ha encontrado con problemas similares al descrito, para los cuales siempre se busca una solución apropiada para cada uno de los procesos de fabricación, donde la respuesta muchas veces es más sencilla de lo que empresas grandes, como las ya mencionadas, hacen creer que estas empresas chicas necesitan.

¿TIENES UN PROYECTO EN MENTE? CUÉNTANOS