Tecnología en el sector estudiantil

Tecnología en el sector estudiantil

12/04/2017

Siempre hemos estado acostumbrados al sistema tradicional de educación, un docente al frente de una audiencia dentro de un salón o escenario, donde el profesor da cátedra a sus alumnos. Claro que este sistema puede tener sus variaciones en donde la clase puede ser un poco más interactiva con su audiencia o simplemente se da una exposición de un solo sentido, el maestro habla y el alumno escucha.

¿Qué pasa cuando no todos los participantes pueden asistir de forma presencial? Hasta ahora se ha resuelto este problema de distintas formas, se puede grabar esta clase y posteriormente hacerse llegar a los ausentes como archivo o usando plataformas estilo YouTube, o siendo un poco más modernos se puede transferir este contenido a tiempo real por medio de un software de streaming.

El único problema que tenemos hasta ahora es que esta información puede viajar solamente en un sentido, es decir el receptor sólo será capaz de escuchar. ¿Cómo se puede tener más interacción con los alumnos?, ¿Cómo podemos evaluar que los conocimientos están siendo adquiridos correctamente? Pues claro está que la tecnología también nos ha ayudado en este ámbito, una plataforma muy conocida con este propósito es Blackboard, utilizada por muchas universidades.

Blackboard aun siendo una gran herramienta para el ámbito de educación sigue siendo una plataforma con un tamaño bestial para organizaciones que no lleguen a las dimensiones de una universidad. Para este tipo de casos también existen opciones viables en donde Arcus ha podido involucrarse en más de una situación proponiendo soluciones diferentes y adecuadas a los distintos requerimientos de la organización que busca de soluciones similares y características específicas. Existen sistemas que se adecúan de distinta forma a una escuela primaria, capacitadores de cursos y rastreo de avance de sus estudiantes en los distintos cursos o recorrido de una ruta crítica. Cumpliendo con las características específicas de cada situación, como la aplicación de pruebas o cobro de colegiaturas.

¿TIENES UN PROYECTO EN MENTE? CUÉNTANOS