Las maquinaciones de la East India Company

Las maquinaciones de la East India Company

15/06/2017

Una empresa dominando un país es algo que uno difícilmente puede concebir desde el punto de vista geográfico. Hago énfasis en esto ya que si existen países dominados económicamente por un grupo de empresas multinacionales. Desde el punto de vista geográfico, que una empresa sea la que representa al sistema político de un país, o dicho de una manera más formal, que una entidad de giro económico comercial esté en directo control sobre el gobierno de una región, es algo totalmente inconcebible en el mundo moderno. Esto sin embargo no era para nada raro hace algunos siglos.

El tema del que hablo es el de las Compañías privilegiadas o, por su nombre en inglés, Chartered Companies. Como la mayor parte del mundo sabe, a la era de los descubrimientos desgraciadamente le siguió la era de la colonización y el imperialismo. Por razones que no trataré en el artículo, los países europeos entraron en un frenesí por ver quien se quedaba con más tierras. Raro para los ingleses, ellos llegaron tarde a este festín y viendo que España y Portugal se habían adueñado de la recién descubierta América, pusieron el ojo en la poco explorada África y en la inmensamente rica India, gobernada por los Mogoles.

Pasado ya un siglo después del descubrimiento de América, el comercio con oriente era un negocio muy redituable. Esto claramente hacia que los mercaderes se pelearan por el dominio de las plazas comerciales, pero no hay mayor ventaja que tener el permiso el rey. Así fue que un grupo de mercaderes ingleses de Londres consiguieron el permiso real y fundaron la primera compañía privilegiada, la “Honorable” East India Company.

La East India Co (EIC) dominaba el comercio con la India en poco tiempo y esto efectivamente los convirtió en un monopolio. Cuando eres el único dueño del té y las especias que llegan a Inglaterra el único resultado posible es volverte extraordinariamente rico. Pero, con grandes riquezas vienen grandes riesgos, y en el caso de la EIC, esos riesgos venían en la forma de piratas y corsarios. Cuando tienes el dinero de la EIC, contratar cuerpos de seguridad se vuelve una necesidad. En el caso de la EIC, con el dinero que manejaban, podían darse el lujo de tener su ejército propio. Grandes cantidades de soldados europeos altamente experimentados y acostumbrados a los rigores de los trópicos engrosaban las filas de los ejércitos de la compañía.

El siguiente paso era deshacerte del intermediario. Porque una cosa es dominar todo el comercio, y otra muy distinta es dominar toda la producción. Cuando dominas las dos, eres invencible. No faltó poco para que la EIC tuviera un ejército digno de muchos reyes europeos. Quitar del camino a los indios fue su primer paso para dominar India. Quitar a los Franceses de la India era un tema totalmente distinto. Para fortuna de la EIC, estalló la Guerra de los Siete Años. Esto les daba el consentimiento diplomático para atacar las plazas fuertes de los franceses en la India y con los ejércitos de Inglaterra ocupados en América y Europa, la corona estaba más que feliz de que la Compañía se encargara de los franceses en la India.

La derrota del gobernante Mogol y de sus aliados franceses en la batalla de Plassey el 23 junio 1757, marcó el principio del dominio efectivo de la East India Company sobre el subcontinente indio. Aun cuando la Compañía fuera un súbdito de la corona inglesa, la compañía determinaba sus propios intereses en la India y nombraba a sus gobernadores. La compañía durante el siguiente siglo domino toda la India como una potencia colonial independiente.

La Compañía trajo a la India una gran cantidad de infraestructura y tecnología. Esto, sin embargo, no la hacía menos maquiavélica y colonialista, y la explotación de los recursos naturales de su país era algo que no tenía encantados a los indios. Esto finalmente desembocó en el llamado Motín Indio de 1857, en el cual los soldados Indios de la Compañía (Cipayos) se juntaros con la población y se rebelaron poco a poco hasta generar una revuelta nacional que dejo a la India devastada.

Con cuantiosas pérdidas, la EIC logró socavar la rebelión, sin embargo, su reputación en la metrópoli estaba seriamente minada y la corona no quería más problemas en sus colonias (además de que querían directo control sobre la India desde hacía un tiempo). Esto dio pie a una serie de actos del parlamento que desembocaron en la eventual disolución de la East India Company el 1 junio 1874 poniendo fin a una era de colonialismo empresarial.

¿TIENES UN PROYECTO EN MENTE? CUÉNTANOS