El futuro de la industria en un mundo más caliente.

El futuro de la industria en un mundo más caliente.

14/07/2017

La semana pasada se desprendió un pedazo el glaciar Larsen C de la Antártida. Aunque este suceso pudo no tener un impacto considerable en la mayor cantidad de las personas, es uno de los mayores ejemplos que se han tenido en el último año sobre la debacle climática que sufre la Tierra.

El calentamiento global es un problema que el hombre viene arrastrando desde hace ya varios años con la incesante quema de combustibles fósiles. Este calentamiento no es un fenómeno provocado por el hombre, cíclicamente la tierra tiende a calentarse y enfriarse en el transcurso de millones de años. Esto, sin embargo, dejó de ser un tema cíclico en el momento en el que el hombre lo aceleró varios milenios al grado de que la vida en la tierra podría volverse insostenible en menos de un siglo.

Probablemente suene exagerado hablar de la extinción de los humanos en los próximos 500 años, pero es un hecho que cada año que pasa sin hacer un esfuerzo serio en la reducción de las emisiones de CO2 es un paso más que damos en hacernos la vida sumamente desagradable.

Los culpables principales son los automóviles y la industria en general. En los últimos siglos desde la revolución industrial emitimos más CO2 que en el resto de la historia juntos. Pero es fácil señalar sin tener en mente que posiblemente son dos cosas mediante las cuales el hombre no podría subsistir.

La pregunta real ahora es, cómo hacer para satisfacer las necesidades de la población mundial, que según estimados de las Naciones Unidas para 2050 estará cerca de los 10 mil millones de personas.

La creciente población hace que la industria tenga que buscar nuevas e innovadoras formas de sanear la creciente demanda de productos básicos. Las empresas del futuro tendrán que buscar la forma de evolucionar en el creciente mundo. El cambio ya no es un tema de si la industria sobrevive a la evolución tecnológica, sino un tema de si la industria evoluciona tecnológicamente para que todos tengamos un futuro. Las empresas mejor adaptadas tecnológicamente serán las que sobrevivirán para dar servicios a la siempre creciente población. Esta tecnología parece ir en vías de estar enfocada a que las empresas sean más eficientes y sustentables, de la misma manera que industrias ultra contaminantes desaparecen. La industria no tiene que ser restringida en su producción, tiene que ser adaptada a las nuevas tecnologías para producir lo mismo de manera más limpia. Reducir el problema solo lo pospone, no lo soluciona.

Eventos como el de la semana pasada, son los que marcan la pauta para cuando se está volviendo demasiado tarde. Hace algunos años casi nadie veía el calentamiento global como un riesgo. Cada año más países se unen a las iniciativas de sustentabilidad. Hay que aprender de los países europeos y sus reformas medioambientales y repudiar políticas como la de los Estados Unidos al retirarse de los acuerdos de París. El calentamiento global existe, y es cada vez peor y muchos de los que lean este articulo estaremos vivos para cuando sea ya muy tarde.

¿TIENES UN PROYECTO EN MENTE? CUÉNTANOS